¿Quién soy?

Mi foto
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba, en el año 1994, y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, en el año 2009. Esta es una página personal, dedicada a mi querida ciudad de Las Tunas, en Cuba, y con las puertas abiertas a otros sitios de la provincia, que lleva igual nombre. Espero que sigamos compartiendo imágenes, historias, anécdotas y proyectos de la tierra que nos vio nacer o que nos acogió como hijos propios. Ah, ahí les dejo varias fotografías de los 8 municipios tuneros.

martes, 25 de abril de 2017

Blas Roca entre los tuneros



La vigencia del pensamiento del destacado revolucionario Blas Roca Calderío fue expuesta hoy en la Escuela provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Las Tunas, durante el acto por los 30 años de su desaparición física, el 25 de abril de 1987.
Representantes de empresas, organismos y organizaciones de masas del territorio se reunieron en el centro docente para homenajear al líder comunista y resaltar sus ideas en la etapa actual de la construcción del socialismo en el país.
En la ceremonia también se recordó que en este 2017 se cumple un siglo de la Gran Revolución Socialista de Octubre y 50 años de la gesta internacionalista del Comandante Ernesto Guevara de la Serna en Bolivia.
Rosario González Espinosa, miembro del Comité provincial del PCC y directora de la institución, recordó las palabras del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en el sepelio de Blas Roca, a quien calificó como un hombre excepcional, de singulares virtudes y extraordinario talento.
Desde muy joven, en su natal Manzanillo, se sumó a las luchas libertarias del pueblo; incluso, desde la clandestinidad, y luego del triunfo de enero de 1959 fue parte activa de la sociedad como presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba hasta su muerte.

lunes, 24 de abril de 2017

Rendiciones de cuenta = democracia



Hasta el 30 de mayo, se desarrolla en la provincia de Las Tunas el cuarto y último proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores en el XVI periodo de mandato de las Asambleas Municipales del Poder Popular.
A esta altura del calendario, ya muchos de los habitantes de los ocho municipios han participado en su reunión pues son tres mil 290 las planificadas. 
Unos vecinos, la mayoría, regresan a sus casas satisfechos y orgullosos de la posibilidad que se les da de opinar a favor o en contra sobre cualquier asunto de interés personal o comunitario. Otros no, porque quizás todavía no comprenden el verdadero valor de estos encuentros vecinales y cabría preguntarnos, de manera colectiva, qué son, qué aportan y cuánta utilidad hay en ellos.
Existen desde hace varias décadas y son espacios de reflexión, análisis y búsqueda de soluciones y es el pueblo el verdadero protagonista porque propone, sugiere y pregunta sobre los principales aspectos que le afectan.
Incluso, son un punto común entre todos los vecinos, más allá de los despachos que los delegados ofrecen un día de la semana, o de esos encuentros casuales en los que los electores les piden ayuda o consejos para salir adelante ante diferentes situaciones cotidianas.
Todavía todo no es perfecto en dichas reuniones.  En ocasiones, esos encuentros se vuelven tediosos o dejan un sabor amargo en el pueblo porque sus representantes en los Órganos Locales del Poder Popular no se preparan bien. 
Sin embargo, la mayoría de ellos siente, palpita y sueña por su gente.  Tratan de explicar la situación actual de la provincia, el municipio o la circunscripción, escuchan las inquietudes, enfrentan los problemas, buscan las soluciones que están al alcance de sus propias manos y, lo más importante, se estrechan las relaciones personales.
En ese momento, el delegado puede perfeccionar la labor que realiza habitualmente con el grupo comunitario, al informar a los electores sobre su gestión.
Los encuentros son una forma más de participación ciudadana, en los que el pueblo gobierna y exige.  Por eso, se requiere su participación activa y consciente para aportar, enriquecer los temas que se debaten y pensar cómo hacer mejor las cosas.
Con esa oportunidad de la democracia cubana avanzaremos juntos hacia la sociedad que queremos todos y que hacemos día a día, desde todas las trincheras.

domingo, 23 de abril de 2017

Bandera cubana envuelta en llamas



Nunca había visto una bandera cubana en llamas y las redes sociales me ofendieron muchísimo hace pocos días, cuando se publicó una imagen de Caracas, la capital de Venezuela, en la que un grupo de personas, con rostros escondidos tras máscaras, quemaban la enseña nacional del país más solidario del mundo.
Recordé, en un instante, centenares de situaciones que viví durante 14 meses en esa tierra hermana y a mi mente llegaron, uno a uno, ejemplos de la grandeza de la Revolución Bolivariana, que dignificó a los más humildes, a los que solo tenían por delante la incertidumbre del mañana.
Toda la gloria al Eterno Comandante Hugo Chávez Frías y a su equipo de trabajo, que pensó en el pueblo y dio un uso diferente a las ganancias del petróleo, esa riqueza que antes era de unos pocos y que ahora despierta la codicia del gran imperio del Norte.
Y la gratitud también a Cuba, que de manos de Chávez primero y de Nicolás Maduro después, llegó hasta lo más recóndito de la geografía venezolana para acompañar a los indígenas, a los limitados físico-motores, a los ciegos, a los que nunca vieron un médico; en fin, a todos los que lo necesitaron.
Vi en Venezuela a opositores recibiendo la atención gratuita de los profesionales cubanos de la salud en los Centros de Diagnóstico Integral, las Salas de Rehabilitación, en los hospitales y las clínicas dentales.  Y en sus manos vi medicamentos de todo tipo, en los cuales no invirtieron ni un centavo.
Encontré a miles de niños, adultos y ancianos agradecidos, con historias que contar sobre su vínculo con Cuba y sus enviados para darles valores. Sentí su tristeza cuando regresaban a la Patria quienes ya consideraban familia y me emocioné con lágrimas ajenas, con promesas de escribirse, y de recordarse por siempre.
La verdad es que en Venezuela encontré mucho respeto hacia la Mayor de las Antillas.  También aprecié algunos carteles en contra.  Pero, nunca vi una bandera cubana consumida por el fuego. Tampoco en otra parte del mundo.
Sin embargo, la derecha fascista venezolana lo logró, dinero mediante a un grupo de revoltosos. Olvidaron ellos su historia, sus raíces y no imaginan su futuro si le siguen el juego a los intereses yanquis sobre la hermosa nación bolivariana.
Y mientras veía la bandera cubana en llamas en una calle de Caracas, recordé también su vuelo en hospitales de campaña en Perú, Pakistán, Haití y en muchos otros lugares a donde llega el internacionalismo limpio, puro y desinteresado, en situaciones de urgencia o para aliviar las tristezas acumuladas durante años.

jueves, 20 de abril de 2017

Este es el mayor polo productivo de Las Tunas



Con unas cuatro mil hectáreas, el polo productivo Melanio Ortiz, del municipio de Jobabo, está llamado a convertirse en paradigma en la siembra, el cultivo y la recolección de diferentes renglones agropecuarios, especialmente viandas, granos, hortalizas y frutas.
Según Omar Pérez López, delegado del Ministerio de la Agricultura en el territorio, en el área se incluyen varias Cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios, una Unidad Básica de Producción Cooperativa y una granja estatal, desde las que se garantizarán los alimentos para la población, las industrias, el turismo y las exportaciones.
Apuntó que los cambios en el lugar se iniciaron a finales del pasado año y ya son evidentes en la infraestructura tanto del aparato administrativo, como en los campos, las comunidades enclavadas en la zona y en otras instalaciones que prestarán diversos servicios a los productores privados y estatales.
Entre ellas se incluyen las tiendas de insumos de suministros y de semillas, un punto de venta de combustible, la oficina del Banco de Crédito y Comercio, 17 puntos de acopio, el módulo de posturas y un taller de maquinaria que duplica su capacidad de chapistería, fregado, ponchería y abasto de lubricantes.
Mención aparte merece la casa para los técnicos, una confortable vivienda que albergará a estudiantes de la carrera de Agronomía en la Universidad de Las Tunas, quienes tendrán mayores motivaciones y compromisos durante la realización de las prácticas docentes y las investigaciones.
A esas acciones transformadoras se suma el completamiento del pelotón de seis tractores para la preparación de tierra, el arreglo de varios sistemas de riego, la recuperación de los círculos socioculturales de la región y el mejoramiento de cuatro caminos rurales, que facilitarán el traslado de las personas y las cosechas.
Con el apoyo del Partido, el Gobierno, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, Educación, Salud Pública y otros organismos, también se remodelan tiendas, consultorios del médico de la familia, escuelas y parques.
Desde que se impulsó la producción de alimentos, en la provincia de Las Tunas se adoptaron varias medidas para recuperar en corto o mediano plazo las potencialidades del territorio mediante la ubicación de áreas con infraestructura en desuso, garantía de agua y buenos suelos aunque estuvieran infestados de marabú.
En la última etapa se priorizan los municipios de Las Tunas, Jobabo, Manatí y Puerto Padre, que son los que más pueden aportar en el empeño general de producir alimentos, garantizar su sostenibilidad en los mercados agropecuarios y cubrir las otras demandas.

lunes, 20 de marzo de 2017

La sequía sigue, y seguirá




En las últimas jornadas cayeron algunos aguaceros y se humedecieron los suelos de Las Tunas.  Pero, es solo eso, una humedad transitoria ante tanta sequía que acumula el territorio desde hace varios años y que se refleja en todas las actividades económicas y sociales.
Afortunadamente, ya inicia la primavera.  Pero, tampoco nos trae muchas esperanzas porque el seguimiento meteorológico que se hace al tema indica que la sequía persiste y se recrudece en todo el país, más acá, donde es marcado el déficit de precipitaciones.
Esta región tiene sobre sí un inconveniente mayor al del resto de las provincias y es que la falta de lluvias se intensifica por la posición del anticiclón del Atlántico y la permanencia de los vientos alisios, que evitan la formación de nubes.
A inicios del actual mes de marzo, los embalses apenas acumulaban el 36 por ciento de su capacidad total de llenado; pero, el problema es mayor, pues también están afectadas las fuentes subterráneas. Los pozos sufren igualmente y en más de 400 comunidades no hay otra opción que el agua que llega en pipas cada cierta cantidad de días.
Las consecuencias de la sequía son estremecedoras tanto en los cultivos varios como en la ganadería, en los procesos industriales y en el ornato de la ciudad, en las familias que residen en zonas altas y las escuelas… Nada escapa a la falta de precipitaciones que nos lastima y vuelve a lastimar sin dar tiempo a que se curen las viejas heridas.
Para que nos dure más se debe ahorrar más.  Duelen los muchos salideros que todavía se ven en las calles de Las Tunas y los demás municipios. También, las mangueras que empapan jardines y aceras y los recipientes que se desbordan, especialmente en las madrugadas.
La situación es difícil. Ojalá que la primavera nos traiga más de una alegría y muchos aguaceros.