¿Quién soy?

Mi foto
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba, en el año 1994, y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, en el año 2009. Esta es una página personal, dedicada a mi querida ciudad de Las Tunas, en Cuba, y con las puertas abiertas a otros sitios de la provincia, que lleva igual nombre. Espero que sigamos compartiendo imágenes, historias, anécdotas y proyectos de la tierra que nos vio nacer o que nos acogió como hijos propios. Ah, ahí les dejo varias fotografías de los 8 municipios tuneros.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Destaca Díaz Canel legado de Fidel



Un enorme compromiso tienen en el presente y el futuro los estudiantes, jóvenes y profesores de la provincia de Las Tunas para perpetuar el legado y el pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro y garantizar la continuidad de su gran obra, que es la Revolución cubana.
Así afirmó, en esta ciudad, el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien sostuvo una reunión de trabajo con responsables de varios centros educacionales y dirigentes de la actividad.
En el encuentro, los presentes se refirieron al curso escolar 2016- 2017, el cual transcurre bien en los ocho municipios, y destacaron los aseguramientos de la base material de estudio, la cobertura docente, el uso de la tecnología, la formación vocacional y orientación profesional, entre otros tópicos.
También se analizaron temas como el respeto a los símbolos patrios, desarrollo de la programación informática en función del proceso docente educativo, la superación de los maestros y profesores, así como la enseñanza de la historia de Cuba y el trabajo preventivo y metodológico.
Miguel Díaz-Canel Bermúdez reconoció que Las Tunas es una de las provincias con mejor cobertura docente y con perspectivas de estabilizarla en los próximos años a partir del egreso de los educadores en formación en las dos escuelas pedagógicas y en la universidad local.
El miembro del Buró Político conoció el compromiso de terminar exitosamente el curso escolar en todas las enseñanzas y se interesó por el apoyo a la impartición de clases en escuelas primarias y de Secundaria Básica, entre otras tareas de impacto que desarrolla la Federación Estudiantil Universitaria.
El primer vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros recorrió varias áreas del central Majibacoa, el cual inició la zafra azucarera en la provincia de Las Tunas, y en el ingenio conversó con trabajadores y directivos sobre el proceso fabril, consumo de energía y la calidad final del producto.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

La obra de Fidel y Raúl continúa



En Cuba se viven días de profundo dolor por Fidel y con Raúl.  Eso nadie lo duda.  Niños y ancianos, hombres y mujeres, lloran en silencio su dolor, nuestro dolor, porque en momentos como este, la Patria se hizo un solo puño para levantar muy en alto la bandera de la estrella solitaria.
Conmovidos quedamos con la sentida despedida de los dos hermanos en la piedra gigantesca que llegó al cementerio de Santa Ifigenia desde la Sierra Maestra y que acoge dentro de sí las cenizas del más invencible de los hombres, Fidel Castro Ruz.
El mayor se fue a la inmortalidad el 25 de noviembre, lleno de honores y también de amores.  Se marchó el que era un padre afectuoso, un amigo a prueba de sacrificios, un ejemplo a seguir, y un jefe en todo el sentido de la palabra.  Juntos compartieron el asalto al Cuartel Moncada, la travesía del Yate Granma, las penurias de la guerrilla… Y juntos construyeron la Revolución Cubana. 
Atrás quedó la mano de Raúl Castro Ruz en un saludo militar con la mirada tierna. Tal vez por sus ojos salieron las lágrimas que flotaban en su corazón.  Su cuerpo parecía y era una palma real, erguido, orgulloso, firme en su voluntad y en sus principios.  Agradecido y comprometido porque con el menor de los hermanos, la obra continúa.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Lección y victoria en Alegría de Pío


En la Sierra Maestra.

Al combate de Alegría de Pío, el 5 de diciembre de 1956 le debe mucho la Patria aunque fue un hecho lamentable porque provocó la dispersión y la posterior muerte de una veintena de los 82 expedicionarios que, apenas 72 horas antes, habían llegado a Las Coloradas, a bordo del Yate Granma.
Ese día aciago, en medio del hambre, los mosquitos, el cansancio y los malestares del viaje, los combatientes fueron sorprendidos por las balas del Ejército y luego, perseguidos y acosados hasta la captura y el asesinato a mansalva de valiosos compañeros del naciente Ejército Rebelde.
En medio de la batalla, era evidente la desproporción en hombres y armamentos.  Las fuerzas flaqueaban; pero, de entre los guerrilleros salió fuerte la voz de Juan Almeida Bosque: «Aquí no se rinde nadie…», más una palabrota que reanimó al grupo en la decisión adoptada en México de no claudicar jamás.  
Cada cual se protegió como pudo, y se refugió en diferentes zonas.  Unos fueron víctimas de la carnicería desatada poco después y expuestos como muertos en la acción.  Otros se escabulleron y salieron de la Sierra Maestra hasta el Llano y una parte se quedó en las montañas, reagrupándose luego en torno a Fidel Castro Ruz, líder de la expedición.
Y esa, considero yo, es la mayor vigencia del combate de Alegría de Pío.  Los sobrevivientes buscaron a Fidel, confiaron en él y le dieron su voluntad de acompañarle en el empeño de liberar a la Patria o morir en el intento. Apenas eran 12 hombres y siete fusiles, una locura ante los más de 60 mil efectivos del enemigo. 
Pero, ahí estaba él, con su decisión inquebrantable y aquella frase que quedó para la historia: «Ahora sí ganamos la guerra». Nunca se equivocaba el líder de la Revolución Cubana.  Ganamos la guerra cuando el presidente Fulgencio Batista y sus secuaces huyeron como ratas en el amanecer más glorioso de Cuba.
El Ejército Rebelde ya había liberado varios poblados de la región oriental.  Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara estaban en el centro del país y, desde la clandestinidad, en las ciudades el pueblo apoyaba a los integrantes del Movimiento 26 de julio.
El bautismo de fuego de hace hoy 60 años daba sus frutos.  La sangre derramada ese día no fue en vano. El lomerío lloró el 5 de diciembre de 1956 y lloraron los cubanos al saber de la masacre; pero, del hecho nació una lección; de la lección nació una voluntad, y de la voluntad nació la victoria.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Fidel Castro se quedó en Las Tunas



A las 11 de la mañana de este 2 de diciembre, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz regresó a Las Tunas y, por ende, al indómito Oriente, al escenario de tantas batallas y de tantas victorias en el Cuartel Moncada, Las Coloradas y la Sierra Maestra.  
Con su llegada se paralizaron los corazones de miles de tuneros, quienes desde tempranas horas de la jornada se concentraron a ambos lados de la Carretera Central para decir hasta luego al invicto guerrillero que cambió los destinos de Cuba y de América Latina.
En ese instante, las voces se unieron en un solo canto, Yo soy Fidel y, desde muy adentro, con lágrimas que pujaban por salir, nacieron compromisos individuales para honrar la memoria y el ejemplo del líder de la Revolución Cubana.
Fueron horas intensas, cargadas de mucha emoción porque el pueblo todo, niños, jóvenes y ancianos, colmó más de 65 kilómetros de esta geografía, desde El Yunque, en el municipio de Las Tunas, hasta Cañada Honda, en Majibacoa.
Se calculan más de 200 mil los tuneros presentes en el homenaje, en el que patentizaron el respaldo a las ideas que por seis décadas promulgó el invencible guerrillero, dirigidas a garantizar igualdad para todas las personas.
Participaron representaciones de Manatí, Puerto Padre, Jesús Menéndez, Jobabo, Colombia y Amancio, con el tributo y la gloria eterna al héroe, al invencible, al que ningún enemigo pudo derrotar, al que está aquí y en todo el país, al que nunca se irá de nuestro lado, al que, desde siempre, es luz y ejemplo.
En Las Tunas, todos somos Fidel. Gracias por enseñarnos a luchar siempre y a vencer con el ejemplo, el trabajo y las ideas.  Desde la inmortalidad seguirás ganando batallas porque tu inmortalidad se multiplicará en todas partes, más hoy, a 60 años de la llegada victoriosa del Yate Granma al oriente de Cuba. Hasta siempre, Comandante.

Las Tunas honra hoy a Fidel Castro



A la Patria entera le duele el alma, como si una espina punzara lo más hondo del corazón y la piel se eriza de emoción por la grandeza que cabe en las cinco letras del nombre de Fidel, el eterno revolucionario que este 2 de diciembre llegará a la provincia de Las Tunas convertido en historia.
Los hijos de esta tierra, Balcón del Oriente cubano, se aprestan a rendir postrer homenaje al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, durante el paso de la caravana que conduce sus cenizas hasta el cementerio Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba, en el que será inhumado el próximo domingo.
Hoy, a todo lo largo de la Carretera Central, desde El Yunque, en el municipio de Las Tunas, hasta Cañada Honda, en Majibacoa, el pueblo expondrá su respeto, admiración y agradecimiento  al legendario asaltante del Cuartel Moncada, al expedicionario del Yate Granma, al guerrillero de la Sierra Maestra, al barbudo de la Caravana de la Libertad, al héroe de la Patria.
Varias veces visitó al territorio, y dejó huellas en la inauguración del Laminador 200-T, el complejo de la salud, la terminal de azúcar a granel de Puerto Carúpano y en otros lugares.  Acá compartió con la familia del boxeador Téofilo Stevenson, picó caña en Puerto Padre, recorrió las arenas de la playa Covarrubias y participó en dos actos nacionales por el 26 de julio.
El dolor de los tuneros es grande en este instante; pero, se revertirá en el cumplimiento de los planes económicos de diversas entidades y de las medidas adoptadas por las autoridades políticas y administrativas del país; además, del recuerdo eterno al líder invencible de la Revolución Cubana.