¿Quién soy?

Mi foto
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba, en el año 1994, y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, en el año 2009. Esta es una página personal, dedicada a mi querida ciudad de Las Tunas, en Cuba, y con las puertas abiertas a otros sitios de la provincia, que lleva igual nombre. Espero que sigamos compartiendo imágenes, historias, anécdotas y proyectos de la tierra que nos vio nacer o que nos acogió como hijos propios. Ah, ahí les dejo varias fotografías de los 8 municipios tuneros.

martes, 7 de marzo de 2017

Ante la Ley de Ajuste Cubano, nos asiste la razón



Pocas veces en la historia de la humanidad, una disposición legal ha provocado tantas muertes como la Ley de Ajuste Cubano, ese engendro que nació en las entrañas de Washington, desde el lejano año de 1966, y que entregaba a los nacidos en la Mayor de las Antillas un estatus especial tras un año y un día de llegar al país, incluso si eran interceptados en el mar.
En 1995, el por esa fecha presidente Bill Clinton actualizó la norma con una orden ejecutiva conocida como «pies secos, pies mojados», que establecía que los detenidos en alta mar serían regresados a Cuba.
Hace pocas semanas, a escasas jornadas de concluir su mandato presidencial, Barack Obama decidió eliminar esa política, así como el programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud, que les otorgaba estatus de residencia legal aunque llegaran sin visa.
Pero, se mantiene vigente la Ley de Ajuste Cubano, con su larga historia de muertes, fracasos, desapariciones y tristezas.
Desde el mismo Triunfo de la Revolución, en enero de 1959, el gobierno de Washington, alentado por los ultrarreaccionarios de Miami, estimuló la emigración ilegal, y la historia recuerda las crisis de Boca de Camarioca, El Mariel, y la de los balseros, en 1994.
Anécdotas hay muchas, de hambre que lastimaba hasta el corazón, de sed y sol que rajaba la piel, de fuertes olas, tiburones, del desprecio de grandes buques que no prestaban atención a aquellos artefactos flotantes… También de la selva húmeda, del desierto interminable y de las bandas de traficantes de seres humanos que lo mismo violaban a las mujeres que asesinaban a quien opusiera resistencia.
La ley, obsoleta y abusiva, es parte de la guerra económica de Estados Unidos y ha provocado una fuga de cerebros entre el personal de la salud, especialmente; pero, su alcance implica a todos los sectores de la sociedad.
Ha pasado el tiempo y Cuba insiste en el cese definitivo de la asesina disposición que ha llenado de luto a numerosos hogares.  Algún día será posible porque nos asiste la razón.